Bienvenidos al
Diccionario del Emprendedor

El presente Diccionario del Emprendedor es una iniciativa pionera que pretende dar respuesta tanto a las necesidades terminológicas del sector como al reclamo de una sociedad comprometida con el emprendimiento. La obra recoge más de 1.500 términos definidos en español, junto con sus correspondientes equivalentes en inglés. Las áreas temáticas que cubre son: capital de riesgo, fondos de inversión, finanzas, fusiones y adquisiciones, contabilidad, auditoría, estrategia, diligencia debida, cierre de operaciones, marco jurídico y valoración de proyectos, entre otros campos de especialidad.
Los términos han sido seleccionados por un equipo de expertos y de profesionales en activo del sector del capital de riesgo: a partir de la estructura temática diseñada por el director de edición y los asesores técnicos, han escogido los que consideraron más importantes o representativos de cada área. El objetivo del equipo de autores y de las instituciones que respaldan su trabajo es aportar al sector una obra de referencia útil que ayude tanto a expertos como a estudiantes, periodistas o traductores especializados, entre otros, a resolver sus dudas conceptuales o lingüísticas en este ámbito.
Como en todas las obras pertenecientes a nuestra colección de Diccionarios LID, el enfoque es terminológico, de modo que el método de recopilación de términos aplicado es de orden onomasiológico, es decir, los autores han localizado los conceptos a partir de su significado y, de ahí, han averiguado cuál es su denominación más frecuente. Después, han procedido a definir cada concepto de una forma clara, breve y sencilla, procurando delimitar sus rasgos más representativos.
El enfoque terminológico de la obra ha influido en la selección de las unidades terminológicas, la mayor parte de categoría nominal. Los términos polisémicos no aparecen como posibles acepciones de una misma palabra, sino como entradas independientes con su propia definición. Por ejemplo, el lector encontrará deuda1, deuda2, deuda3, en función de si se habla del concepto en general, del utilizado en contabilidad o del empleado en finanzas. Lo mismo ocurre con los derivados de una palabra, que el usuario deberá buscar como entrada independiente y no bajo su hiperónimo. Por ejemplo, el usuario deberá buscar como entradas independientes los términos: fondo altamente especulativo, fondo de capital de riesgo, fondo de capital emprendedor, fondo de capital privado, fondo de cobertura, fondo de coinversión de capital semilla, fondo de comercio, fondo de crecimiento, fondo de fondos, y no bajo el término general fondo, como suele ocurrir con otras obras de carácter lexicográfico.
Por último, se ha dado preferencia a la inclusión de términos en español pero también se han incluido extranjerismos cuando su uso se encuentra muy extendido entre los hablantes de esta especialidad.
Cada término, además de la definición, aporta también su correspondiente equivalente en inglés. Como podrá observar el lector, preferimos hablar de equivalentes en lugar de traducciones porque no traducimos palabras, sino que buscamos la denominación con que un profesional nativo del sector nombraría un concepto determinado en su lengua materna.
Los términos se han definido de forma sincrónica −sin atender a aspectos evolutivos o etimológicos de la lengua− y conceptual. Asimismo, se ha partido de un enfoque descriptivo que no pretende imponer un uso normativo determinado de los términos. Este diccionario, por tanto, aporta una instantánea que refleja el vocabulario y el uso que hacen de él los expertos del sector en la actualidad. Los autores han procurado aportar la explicación del concepto en primera instancia y, luego, añadir alguna información complementaria y ejemplos que aporten un valor añadido o faciliten su comprensión. Finalmente, cabe destacar que esta obra contiene 160 remisiones a sinónimos o términos relacionados que se indican al final de cada definición para completar la información proporcionada al lector.
Desde LID Editorial Empresarial queremos expresar nuestro especial agradecimiento a nuestra editora Constanza Cervino, responsable de esta colección, que ha coordinado el proyecto; configurado y gestionado la base de datos terminológica; corregido los términos para evitar duplicidades y homogeneizado el estilo. A ella, junto con nuestro aprecio por su trabajo, nuestro agradecimiento por su entusiasta y generosa colaboración. Finalmente, queremos dar las gracias al director de la obra, Javier Pardo, al director de edición, Camilo Posse, y a todo el equipo de autores, expertos de merecido prestigio sin los cuales esta obra no habría cobrado vida.
Nos ilusiona contribuir al desarrollo del capital emprendedor, por ello pedimos que, quienes tengan los mismos propósitos, colaboren con nosotros haciéndonos llegar sus críticas y sugerencias (info@lideditorial.com) para que podamos pulir la obra en ediciones futuras: un gesto que agradecemos cordialmente por anticipado.